Incendios Forestales Mundiales
Las sociedades humanas han coexistido junto al fuego desde el advenimiento de las comunidades.
Database
Autor Database Sep 11, 2019 Sociedad
article image

Si lo pensamos, 2019 realmente se puede llamar un año «fogoso». Desde hace ya nueve meses hemos estado presenciando y escuchando sobre eventos horribles y catastróficos.

El 28 de marzo en Daca, la capital de Bangladesh, ocurrió un gran incendio en un edificio residencial. Al menos 70 personas resultaron heridas, los rescatistas contaron 25 muertes. Una catástrofe de la escala cultural: el incendio en la Catedtral de Notre Dame que comenzó el 15 de abril y duró todo el día. Afortunadamente, no hubo muertos, pero 3 personas resultaron heridas. La catedral sufrió daños colosales, y su restauración, según los expertos, tomará de 15 a 20 años. El 18 de julio, hubo un incendio en el estudio de animación japonés Kyoto Animation. Murieron 35 personas, más de 60 resultaron heridas, se perdió parte de los trabajos realizados en el estudio.

Estos y otros incendios cobraron las vidas de las personas que se encontraron en la escena, causaron una destrucción de propiedades que se calcula en millones de dólares, pero sus consecuencias son reparables, lo que nos da la esperanza de poder corregir nuestros errores y tratar de prevenir esas situaciones en el futuro. Sin embargo, este año también hubo incendios difíciles de olvidar. Los incendios estacionales anuales en las selvas tropicales del Amazonas y en Siberia están fuera de control. Los incendios en los bosques de Azerbaiyán también son intensos. El área dañada es demasiado grande, se emitió una gran cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera, miles de animales quedaron sin hogar y se vieron obligados a migrar a hábitats no naturales, lo que significa su muerte inminente, ciertas áreas del suelo se vieron gravemente afectadas por las altas temperaturas y ya no son cultivables. Y esta es solo una lista visible y obvia de los efectos de los incendios en la biosfera.

эффектов, оказываемых на биосферу.

Pero comencemos con lo primero.

Infierno en Siberia

Actualmente, la situación en Siberia deja mucho que desear. Las cifras varían, pero por el momento están ardiendo o ya se han quemado alrededor de 2.5 a 4.5 millones de hectáreas de bosque. Como declaran los medios de comunicación, las fuerzas involucradas solo manejan extinguir el 6% de las áreas cubiertas por fuego, lo cual equivale a 140 mil hectáreas de bosque. Según el Servicio de Protección Forestal Aérea de Rusia, para el momento de escribir este artículo, el número de incendios activos registrados alcanzó 129. Según la Fundación Rusa para la Investigación Básica (RFBR), los bosques de Siberia representan el 80% (931 millones de hectáreas) del porcentaje total de bosques en Rusia (1.146 mil millones de hectáreas). Estos hechos nos permiten entender el valor de estos bosques no solo para Rusia o el continente, sino también para todo el mundo.

или материка, но для всего мира.

Según los datos de RFBR, los incendios forestales, especialmente cuando se queman bosques de coníferas, producen una mezcla de aerosol y gas que envenena la atmósfera, otras plantas, el suelo, las áreas cercanas, ríos, mares y tierras de cultivo, y también tiene un impacto negativo en la salud humana, aumentando los riesgos de enfermedades pulmonares: asma, neumonía, etc. La combustión de una tonelada de madera produce 2 kg de óxido de nitrógeno, 12 kg de hidrocarburos, 22 kg de polvo de carbón, 125 kg de dióxido de carbono. Las altas temperaturas facilitan la migración de metales pesados. Cs, Sr, Hg, Cd, As, Zn, Mn, Pu, Pb se mueven activamente en nubes de humo, contaminando áreas remotas y en las áreas quemadas, aumenta la concentración de Ni, Co, Cr en del suelo.

Estos incendios masivos y destructivos se deben a una serie de factores, y el problema no es tan simple como parece a primera vista. Primero cabe señalar que los incendios forestales son de carácter estacional, es decir, cada verano bajo la influencia de las altas temperaturas ocurren incendios naturales en el bosque, pero normalmente no se extienden a grandes áreas y son fáciles de controlar y minimizar su daño a la naturaleza en caso necesario. El siguiente factor es el humano. Los meses de verano son la temporada de vacaciones para la mayoría de la gente en Rusia. Muchos de ellos prefieren pasar sus vacaciones en la naturaleza. La negligencia y la imprudencia en el manejo del fuego podrían ser una de las causas de los incendios. Este factor no es el principal, pero aún hace su triste contribución en el aumento continuo del número de incendios. Pero quizás el argumento más importante en el debate sobre las causas del creciente número de incendios y sus niveles catastróficos sin precedentes es el calentamiento global. La tasa promedio de aumento de temperatura de acuerdo con la norma establecida es de 1.5-3 grados centígrados. Esto nos permite decir que en los próximos 20-30 años la situación con incendios forestales en Siberia y en las selvas tropicales del Amazonas podrá parecer un grano de arena en comparación con lo que nos puede esperar. Debido al cambio climático global, el número de grandes incendios forestales en todo el mundo aumenta cada año. Alrededor de 10 árboles adultos se queman cada segundo.

Каждую секунду сгорает около 10 взрослых деревьев.

En los períodos de primavera y otoño también se suele limpiar los territorios de las hojas caídas y quemarlas de forma planificada. Al arder, las hojas emiten metales pesados ​​ que contaminan la atmósfera y representan una amenaza para la población si se queman en grandes cantidades.

Sin embargo, los incendios forestales en el verano de 2019 no pudieron superar el alcance de los incendios de 2002. En total, se registraron 43.418 incendios con un área total de más de 1 millón 369 mil hectáreas ese año.

Pasiones brasileñas

Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), se registraron alrededor de 76.000 incendios en la Amazonía brasileña, lo que es un 80% más que en el mismo período en 2019.

Los incendios forestales durante la estación seca son comunes en Brasil, pero este año su área es un 85% más grande que el año pasado, como lo demuestran los datos de monitoreo satelital. Este es un número récord de incendios desde 2013 (78,4 miles de incendios forestales).

было в 2019 (78,4 тыс лесных пожаров).

Según los expertos, la causa de la mayoría de los incendios es la deforestación masiva para fines industriales y la práctica local de "corta y quema". El punto principal es que los agricultores talan un área del bosque, dejan que el área se seque y la queman. Esto se hace debido a la necesidad de desocupar nuevas áreas para la agricultura o para aumentar el número de pastos para el ganado. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), Brasil es el mayor exportador mundial de carne vacuna.

мире экспортером говядины.

En el último año se exportaron del país 1,64 millones de toneladas de carne de res. Según la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carne (ABIEC), este fue el mayor volumen jamás suministrado por un país exportador. Los ingresos de exportación de carne aumentaron en un 7,9% en comparación con el año 2017 y ascendieron a 6,57 mil millones de dólares.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, que recibió a los líderes del G7 en Biarritz, afirmó en su twitter que el 20% de los "pulmones" del planeta están ardiendo y que el "Grupo de los siete" está listo para asignarle a Brasil $22 millones. En poco tiempo Brasil rechazó la propuesta de Macron sin ninguna explicación.

Их реакция не была объяснена.

El Presidente de Brasil, Sr. Jair Bolsonaro, identificó otra causa de incendios. Sugirió que las ONG habían incendiado las selvas tropicales del Amazonas como venganza, porque el gobierno redujo su financiación. No mostró ninguna evidencia, y no dio los nombres para apoyar su hipótesis, diciendo que "no hay registros escritos de sospecha". Más tarde, su versión infundada fue rechazada.

Позже его ничем не обоснованная версия и вовсе была отвергнута.

Según las autoridades brasileñas, siete estados pidieron ayuda a las fuerzas militares, después de que el Secretario de Defensa de Brasil asignó 44 mil soldados para ayudar a extinguir incendios en las selvas tropicales del Amazonas.

 

Estados Unidos de Fuego

En comparación, la situación relativa a los incendios en los Estados Unidos va mejorando. Hubo 25,619 incendios del 1 de enero al 30 de julio de 2019, lo que es mucho mejor en comparación con 37,591 incendios para el mismo período en 2018, según afirma el Centro Nacional Interagencial de Bomberos. Alrededor de 1.3 millones de hectáreas se han quemado en 2019, mientras que en 2018 esta cifra alcanzó a 1.9 millones de hectáreas.

Estas cifras nos hablan de una curva descendente positiva en los gráficos estadísticos. También es un argumento a favor de los procedimientos sistemáticos para la prevención y el control oportuno de los incendios forestales.

около 3,6 млн га по сравнению с 4 млн га в 2017 году.

El análisis del riesgo de incendios forestales realizado por Verisk en 2017 reveló que 4.5 millones de hogares en los Estados Unidos estaban en riesgo alto o extremo debido a los incendios forestales, estando más de 2 millones de ellos en California solo. El daño causado por los incendios forestales en los últimos 10 años ascendió a 5,1 mil millones de dólares.

 

Incendios: aliados y vecinos de nuestros progenitores

El incendio fue un proceso importante que influyó en la superficie y la atmósfera de la Tierra durante más de 350 millones de años, y las sociedades humanas han coexistido junto al fuego desde el advenimiento de las comunidades.

Uno de los momentos transcendentales que unen la historia de la humanidad y el fuego es el momento en que el humano aprendió a “domar” el fuego. El fuego permitió a las personas diversificar los alimentos con proteínas y carbohidratos gracias a la posibilidad de cocinar, desarrollar sus actividades por la noche y protegerse de los depredadores. Algunas de las primeras evidencias se encontraron en África Oriental (aproximadamente 1.5 millones de años a. de C.).

(примерно 1.5 млн лет до нашей эры).

En ecosistemas propensos a los incendios, los humanos siempre han vivido en armonía con el fuego, y su uso puede verse como la primera herramienta hecha por el hombre que influyó en la dinámica del ecosistema más allá de la escala local.

El análisis de datos sobre el carbón vegetal en depósitos sedimentarios y las proporciones de isótopos en los núcleos de hielo sugiere que la combustión global de biomasa en el siglo pasado ha sido menor que en cualquier otro momento en los últimos 2.000 años.

 чем когда-либо за последние 2000 лет.

Características de los incendios

Al evaluar el nivel de amenaza de incendio, el Ministerio de Situaciones de Emergencia se basa en varios criterios, la velocidad de propagación del fuego, la temperatura, entre otros.

La velocidad de propagación del fuego se considera baja si el indicador se mantiene en el rango de 3-10 m/min. La velocidad promedio se atribuye al fuego si este se mueve a una velocidad de 100-200 /min. Dependiendo de las condiciones naturales (relieve, dirección del viento, etc.), la velocidad puede variar. Los incendios particularmente peligrosos pueden alcanzar los 400-500 m/min.

достигать 400-500 ммин.

La temperatura de combustión es un factor que ayuda a evaluar la destructividad y el potencial de un incendio. A temperaturas más altas, aumenta el contenido de elementos minerales en el suelo, y el humo se enriquece en los elementos pesados que se contienen en el combustible, lo que conduce a su migración, hundimiento en tierras limpias, y luego a la contaminación de la flora y la fauna.

La temperatura del fuego de suelo es de alrededor de 700°C. El fuego de copas varía entre 900-1200°C. Cabe señalar que las construcciones humanas durante la combustión emiten mucha más calor, 800-900°C, gases combustibles, 1300°C, sustancias sólidas, 1200°C.

 

Lucha contra el fuego

Al final, me gustaría compartir con ustedes algunos métodos muy interesantes para detener la propagación del fuego.

El método más eficaz, según los expertos, es crear una faja de terreno carente de combustible por medio de un tractor, una excavadora o manualmente. De este modo, los bomberos pueden separar completamente la parte en llamas del bosque de la aun no afectada.

El segundo método más efectivo, pero menos seguro, se llama quema prescrita (o controlada). La técnica consiste en quemar una franja del bosque (su ancho puede variar) en la dirección contraria al avance natural del incendio. Así, los bomberos crean obstáculos adicionales para el incendio, privándolo de la posibilidad de cruzar el área quemada y continuar su movimiento.

El uso del método tradicional de extinción de incendios por medio de aviones es ineficaz debido a que la zona de incendio está protegido por un flujo ascendente de aire caliente. Una parte del agua y los retardantes se evapora sin llegar a la tierra, y la que llega al fuego no puede tener un efecto significativo sobre el fuego. Es por eso que al extinguir un incendio, el uso de equipos de aire es muy específico y se debe a la inaccesibilidad del relieve y la localización del incendio.

 

Epílogo

El fuego. Es intimidante y hechizante. Es elogiado y es adorado. Es un símbolo de esperanza, vida y progreso. Pero es peligroso. El fuego puede dar vida, pero también es capaz de destruir, arruinar, devorar todo lo vivo, todos los logros de la humanidad. Los eventos pasados ​​de este año nos han mostrado quién es el dueño aquí y quién es solo un invitado. Apenas podemos vencer los incendios, pero podemos luchar con ellos, minimizando el daño.

но мы можем бороться с ними, сводя ущерб к минимуму.

Ojalá las autoridades rusas hubieran reaccionado al instante y hubieran hecho todo lo posible para evitar nuevos incendios, asignando fondos necesarios y un número suficiente de personas y equipos. La difícil situación se vio agravada por el problema de las inundaciones en Irkutsk, Jabárovsk, Amur y otras regiones de Siberia. La gente quedó indefensa al estar literalmente entre fuego y agua.

Los incendios en el Amazonas son el resultado de la codicia y el egoísmo humano. Los bosques fueron talados para ser convertidos en pastos y así satisfacer la creciente demanda de carne y productos cárnicos. Los negocios les nublaron la vista.

Estas dos enormes cicatrices en el cuerpo del planeta van a tardar mucho en sanar. La catedral de Notre Dame tardará 25 años en recuperarse completamente, pero la restauración de las áreas quemadas del bosque, que se ven en las imágenes satelitales como manchas en el sol, le tomará mucho más tiempo a la Tierra y más de una generación cambiará antes de que los bosques vuelvan a su forma original.

Les aconsejo que no se hagan a un lado y no sean solo observadores pasivos del destino de su planeta. Si ocurre una tragedia, la culpa recaerá sobre todos nosotros.

 

 

 

 

  1. https://tass.ru/info/6712527
  2. https://ru.wikipedia.org/wiki/%D0%9B%D0%B5%D1%81%D0%BD%D0%BE%D0%B9_%D0%BF%D0%BE%D0%B6%D0%B0%D1%80
  3. https://www.rfbr.ru/rffi/ru/books/o_1944390#3
  4. https://www.bbc.com/news/world-latin-america-49415973
  5. https://helpiks.org/1-115034.html
  6. https://www.iii.org/fact-statistic/facts-statistics-wildfires#targetText=2017%3A%20In%202017%2C%20there%20were,
    with%205.4%20million%20in%202016
    .
  7. https://aif.ru/incidents/ploshchad_lesnyh_pozharov_v_sibiri_uvelichilas
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4874420/
  9. https://www.bbc.com/russian/news-49481620
  10. https://ru.wikipedia.org/wiki/%D0%9F%D0%BE%D0%B6%D0%B0%D1%80_%D0%B2
    _%D1%81%D0%BE%D0%B1%D0%BE%D1%80%D0%B5

    _%D0%9F%D0%B0%D1%80%D0%B8%D0%B6%D1%81%D0%BA%D0%BE%D0%B9

    _%D0%91%D0%BE%D0%B3%D0%BE%D0%BC%D0%B0%D1%82%D0%B5%D1%80%D0%B8
  11. Santín C, Doerr SH. 2016. Fire effects on soils: the human dimension. Phil. Trans. R. Soc. B 371, 20150171 (10.1098/rstb.2015.0171)
  12. Wang Z, Chappellaz J, Park K, Mak JE. 2010. Large variations in southern hemisphere biomass burning during the last 650 years. Science 330, 1663–1666. (10.1126/science.1197257)
  13. Marlon JR, Bartlein PJ, Carcaillet C, Gavin DG, Harrison SP, Higuera PE, Joos F, Power MJ, Prentice IC. 2008. Climate and human influences on global biomass burning over the past two millennia. Nat. Geosci. 1, 697–702. (10.1038/ngeo313)
  14. Price, David Energy and Human Evolution
Otros artículos
La virtud de la prudencia
230 Feb 11, 2019
Ácidos grasos: ¡importancia de su consumo!
216 Apr 6, 2019