Los videojuegos no son malos
Muchos de estos juegos, al contrario de perjudicar, pueden de cierto modo ayudarlos.
Silemar Rosado
Autor Silemar Rosado Jul 12, 2019 Sociedad

Como madre de un niño de 9 años,  y como que me imagino le pasa a la mayoría de nosotras, empecé a tener inquietudes en cuanto a la forma en que mi hijo pasaba su tiempo libre, el cual, en su mayoría como muchos otros niños, era frente a la pantalla de un ordenador, bien  sea viendo videos o jugando. Entonces me di a la tarea de investigar verdaderamente si este tipo de entretenimiento podía afectar a nuestro hijo de una forma u otra.

Investigué que atrae más a nuestros hijos hoy en día, al prestarle atención, determiné que todo va a depender de la edad en la que se encuentren, pueden estar en la etapa de solo ver videos de personas promocionando distintos juguetes, o en la etapa actual de mi niño, que es la de los videojuegos tan temidos, busqué e indagué en diversos sitios diferentes estudios y pude determinar, en mi opinión, que los video juegos no son malos,  por lo menos la mayoría de ellos no.

Muchos de estos juegos, al contrario de perjudicar, pueden de cierto modo  ayudarlos, todo dependería de la clasificación y la personalidad del niño.  La mayoría de estos juegos ayuda al área cognitiva de sus cerebros, desarrollan habilidades motoras,  mejoran su memoria, sobre otros que no juegan, esto entre muchos otros beneficios, pero siempre con límites bien marcados,  se estima que la cantidad máxima de 9 horas semanales invertidas en este tipo de distracción ayuda también al desahogo del estrés que pueden sufrir en su vida diaria.

Debido a todo esto y muchas variables más, se puede determinar que mientras controlemos el tipo de juego, analizando su contenido antes de permitir que ellos lo jueguen, estableciendo horarios que no perjudiquen sus deberes y otras responsabilidades en el hogar y siempre tratando que no se encierren en este mundo mucho tiempo y puedan compartir con otros niños mediante deportes físicos. Está bien que pasen un tiempo en este tipo de esparcimiento, se ha determinado que en la medida justa, resulta ser más beneficioso que perjudicial. Disfruta con tus hijos para saber qué les gusta y consigue la forma de llegar a ellos sin críticas, evaluando todos los puntos antes de juzgar sus hobbies.

0 1
Dec 31, 1969
Otros artículos