¿Preocupado? Solo ocúpate
Hay quienes afirman que esto se puede convertirse en una enfermedad crónica.
John Ahumada
Autor John Ahumada Jul 9, 2019 Sociedad

En todo cuanto ocurre a nuestras vidas, siempre habrá una probabilidad de convertir en forma positiva algo muy negativo o viceversa. Ciertamente es muy difícil saber esto sobre todo cuando la preocupación nos invade al punto de bloquearnos y no poder ver más allá, fácilmente podemos caer en querer sacar conclusiones antes de tiempo e imaginándolo, peor lo cual va a traernos preocupaciones en lugar de estar ocupándonos de todo a su debido tiempo. Pero no todo es malo, así que hoy quiero enseñar algunas cosas que creo nos ayudan mucho al momento de estar ocupándonos ante algo angustiante y veamos qué tan positivo esto puede ser en nosotros.

  • La preocupación no tiene que ser destructiva siempre y cuando no sea desmedida, puede ser un motivador.
  • El sentimiento de preocupación está relacionado a un acto preventivo de nuestra mente.
  • Puede beneficiar nuestro estado emocional ayudando a identificar las cosas positivas y negativas.

No pretendo con esto querer mostrar que el hecho de estar preocupado sea muy beneficioso, pero si bien es cierto, podemos sacar el mejor provecho ante cualquier situación, por otro lado está el que ya todos conocemos y es lo dañino que puede ser dejar absorbernos por un sentimiento tan destructivo como la preocupación. Hay quienes afirman que esto se puede convertirse en una enfermedad crónica, lo cual se define como una tormenta mental prevaleciente al punto tal que la persona no deja aun de pensar por cosas que ya sucedieron y por las que puedan pasar. Algunos males que podemos arrastrar por causa de la preocupación serían:

  • Cansancio crónico, todo en exceso es malo y el hecho de mantenernos pensando ocasiona un desgaste en nuestra energía física, lo que deriva en cansancio para las actividades cotidianas.
  • Debilidad del sistema inmune, nos hacemos vulnerables ante las enfermedades y esto es debido a que el cansancio se refleja en nuestros recursos biológicos afectando el cerebro y músculos.
  • Tensión muscular, los músculos del cuello y mandíbula suelen estar rígidos ante situaciones de estrés y estar preocupados los mantendrá así, ocasionando a nosotros mayor volumen de preocupación.

Quizás el disfrute y una calidad de vida no está enfrascado en una vida llena de lujos o vanidad, que es lo que usualmente la mayoría desearíamos tener, y, por consecuencia, en la búsqueda de esto traemos muchos males y preocupaciones que finalmente pueden acabar con nosotros. Mirando un poco más allá de nuestras narices podemos aprender que el gran valor en la vida no está en lo que tenemos o queremos, y muy seguramente entender esto quitará un gran peso de sobre nuestros hombros. 

0 1
Dec 31, 1969
Otros artículos