Las mentiras dañan
Mientras más cercanos, la sensación de ser defraudado será mayor.
Silemar Rosado
Autor Silemar Rosado Jun 25, 2019 Sociedad

 

Las mentiras se pueden definir como la afirmación que una persona hace, consciente que no es verdad.

Sabemos que en la vida existen diferentes valores morales, la mentira sería definida como un antivalor, ya que lastima y acaba con la confianza depositada en el sujeto.

 

Siempre se dice que hay distintos tipos de ella, por ejemplo, la blanca, que supuestamente una pequeña que no hiere a nadie. Pero su clasificación es más específica y son: mentira total, cuando todo lo declarado es falso, la parcial, cuando solo son unas partes de la historia las que se cambian, y la de omisión, en donde necesariamente no se tiene conocimiento completa de la historia.

 

La anterior es la parte teoría de este asunto, pero lo que  se viene a tratar acá es el hecho que sea blanca, total, parcial o de omisión, la mentira siempre lastima a las personas, ya que tarde o temprano la verdad sale a la luz, rompiendo la confianza  que se deposita en nosotros.

 

Por lo general, la personas mienten para evitar problemas o discusiones que puedan perturbarlas, a veces también se hace en pro de no lastimar a nadie, no es tan sencillo el decidir cuándo se puede mentir o no, aunque tenemos claro que nunca hay justificación para hacerlo.

 

En algunas profesiones el mentir puede ser visto como una cualidad, por ejemplo, en la gubernamental o en las ventas, en los negocios. Por eso el grado de daño que puede causar en las personas dependerá del sujeto que nos mienta y del grado de confianza que le tengamos, mientras más cercanos, la sensación de ser defraudado será mayor, así como la dificultad en perdonar.

 

Como somos seres pensantes y con sentimientos tan profundos como el océano, la dificultad para superar ese daño dependerá de nosotros, dejar el resentimiento atrás, disculpar a quien nos engañó, nos ayudará más a nosotros que a la otra parte de la historia, tomar en cuenta que todos erramos en algún momento sin saber si lastimamos a otros.

 

El mejor camino a seguir es evitar mentir, eso nos hará sentir mejor y en paz, teniendo la convicción y la certeza de que no causamos dolor por este motivo a nadie.

0 1
Dec 31, 1969
Otros artículos