Prevención del acoso entre adolescentes en las escuelas
Mi mayor consejo como madre es que siempre busques el momento para poder platicar con tus hijos.
Vanessa Hernandez
Autor Vanessa Hernandez Apr 16, 2019 Sociedad

Educar a nuestros niños es una tarea muy difícil, ya que no somos expertos en pedagogía ni hemos nacido preparados para educarlos. Pero la familia se construye a través de la trasmisión de valores, normas o comportamientos. La familia es la que tiene que establecer lo que es inaceptable y lo que es aceptable, en casa y las relaciones sociales.

Según los expertos, la ausencia de reglas, la falta de supervisión y de control razonable de la conducta de los hijos, de lo que hacen y con quién van fuera de la escuela, una disciplina demasiado dura, la falta de comunicación y la presencia de tensiones y de peleas en la familia, pueden llevar a los hijos a la adquisición de conductas agresivas.

¿Qué recursos como familia podemos adoptar para prevenir el acoso?

Estas son algunas de las reglas básicas que como padres podríamos seguir para prevenirlo:

  1. Preocuparse por los hijos, hablando con ellos y creando un canal de diálogo. Se aprende y se conoce mejor a los hijos, escuchándolos.
  2. Estar pendientes de los posibles síntomas como nerviosismo, falta de apetito, insomnio, bajo rendimiento escolar o fobia escolar.
  3. Controlar y supervisar las conductas de los hijos, observando qué hacen, a dónde van, con quién juegan, cuáles son sus intereses y proyectos.
  4. Determinar los límites y las normas.
  5. Educar para controlar las emociones, para comportarse con los demás y para convivir con otros.
  6. Observar los comportamientos, estados de ánimo y cambio de hábitos.

El papel de la escuela en el acoso.

El tipo de disciplina que exista en las aulas y en el centro escolar es de fundamental importancia en la construcción de una buena conducta. La constante supervisión de la conducta de los niños en las aulas y en el patio, así como en el comedor, cuenta a la hora de detectar si está o no ocurriendo algún caso de acoso escolar. Profesores y cuidadores deben estar presentes y pendientes siempre.

En lo particular, tengo un hijo adolescente que ya está próximo a cumplir sus 13 años de edad, no ha sido sencillo para él su adaptación en un nuevo nivel de educación (7º grado básico), ya que somos de una nacionalidad diferente donde residimos, y debido a la diferencia de culturas, son muchos los acosos que recibe a diario, en la manera de hablar, en la comida que lleva a la merienda, entre muchas otras; lo mas importante de todo esto, es la buena comunicación que tenemos, al llegar de la escuela lo primero que le pedimos es que nos relate su día, hablamos con el sobre la actitud que debe tomar para hacer caso omiso a algunas cosas o entender quizás el porqué de la actitud de algunos compañeros de clases. Si el caso pasa a mayor gravedad, acudimos a la escuela para que sus profesores guías, tengan conocimiento de lo que sucede, y juntos buscar la mejor solución.

Mi mayor consejo como madre es que siempre busques el momento para poder platicar con tus hijos, tengan la edad que tengan, y así convertir esto en un hábito, que será tu mejor herramienta para un desarrollo sano, de respeto y conocimiento.

0 1
Dec 31, 1969
Otros artículos