Beber alcohol no te ayudará a olvidar
Es la solución que terminan haciendo muchos en momentos difíciles.
Roberto Rodriguez
Autor Roberto Rodriguez Mar 25, 2019 Sociedad

Beber alcohol no te ayudara a olvidar

 

Seguramente alguna vez has escuchado de algún amigo que aseguro tener la cura para un mal de amor o incluso para dejar de lado alguna situación incómoda. El remedio para dejar de pensar en alguien o algo, es la solución que terminan haciendo muchos en momentos difíciles y es sencillamente ir a un bar y tomándose unas copas, buscando con ellas los efectos placenteros que generan en nuestro cuerpo, haciéndole creer a muchos que ayudaran a pasar la página de una situación emocional que les hace daño.

Sin embargo, debes saber que se han realizados estudios científicos que demuestran todo lo contrario, y la razón es muy sencilla. Ingerir alcohol estimula zonas en nuestro cerebro que son las responsables de la memoria y el aprendizaje.

 

Es cierto que debemos de reconocer que cuando nos encontramos bajos los efectos del alcohol, esto reduce nuestra capacidad consiente y ejemplos de esto, es que se nos dificulta recordar información sencilla como el nombre de alguien conocido, donde dejamos las llaves del auto, o el significado de una palabra, sin embargo un estudio publicado por Journal of Neuroscience demuestra que nuestro subconsciente recuerda y aprende al mismo tiempo en que nos sentimos ebrios. Asimismo cuando es usual estar bajo los efectos del etanol, se incrementa la capacidad de crear nuevas uniones o enlaces (sináptica) con las neuronas ubicadas especialmente en partes del cerebro encargadas de la memoria, de hecho en la actualidad se entiende con mayor claridad la relación que existe entre la adicción al alcohol y los trastornos de la memoria del aprendizaje

Es por esto que solemos relacionar la dopamina como la responsable neurotransmisora de la felicidad, cuando en realidad es un transmisor neuronal atado al aprendizaje. En este caso su efecto principal radica en fortalecer la sinapsis que están activas mientras se libera. Cuando tomamos cerveza o whisky es estimulado el sistema dopminergico, que le hace saber a nuestro cerebro que el momento que está viviendo es placentero o gratificante y que debe recordarlo para entonces repetirlo.

 

Es por lo anterior expuesto que ir a una discoteca, ir a un delicioso restaurante y escuchar nuestra canción favorita también es algo gratificante que sumado a la ingesta de alcohol es el momento cuando más dopamina es liberada convirtiendo este conjunto de experiencias una actividad adictiva para algunos

0 1
Dec 31, 1969
Otros artículos